Buscar
  • llgGuatemala

La lactancia, cambió mi maternidad

Mi primer hijo nació en el 2015 y yo deseaba dar lactancia materna exclusiva. Todos opinaban al respecto, que mi leche no le llenaba, etc. Daba lactancia mixta, me sentía triste y frustrada de no lograr alimentar a mi bebé solo con mi leche. Justo cuando tenía un mes y 18 días decidí darle lactancia exclusiva. En el día le daba una pacha de tres onzas, luego en la noche, pero a partir de ese día busqué la Liga de la Leche Guatemala y encontré una maravillosa líder quien con tanto amor y respeto me ayudó a confiar en mí y mi cuerpo y, gracias a eso, lo logramos. Me enamoré de la lactancia, siempre lo recomiendo, nunca se deja de aprender y me gusta mucho conectarme a los grupos de Liga de La Leche para seguir aprendiendo de esto que cambió mi maternidad. En la rutina del día a día, la lactancia exclusiva me permite no tener que lavar biberones, no correr con tantas cosas para la fórmula y ahorro en dinero y tiempo.


Logré alimentar a mi niño grande por cinco años (claro que de cuatro a cinco era poco lo que pedía). Mi segundo hijo lactó por casi tres años y medio y ahorita estoy empezando con mi bebé recién nacida. Logré lactancia materna exclusiva y hacer banco de leche con mi primer hijo, y luego lactancia en tándem. Me siento feliz de ver a mis hijos sanos y haberles dado lo mejor.


Rocío Escobar



64 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo