Buscar
  • Lesly Guzmán Bobadilla de Mejía

El Cerebro del Bebé y la Lactancia Materna


Los neurocientíficos en el siglo pasado discreparon mucho con respecto a la teoría de que la inteligencia dependía de la herencia y otros defendieron que dependía del ambiente. Hoy en día, se sabe que herencia y ambiente interactúan para moldear el nuevo cerebro y otro hallazgo sorprendente es saber que la inteligencia es heredada de la madre(2).

En el momento que nacen los bebés ya tienen alrededor de 100,000 millones de neuronas y el crecimiento del cerebro, a partir de este momento, consistirá de las conexiones entre neuronas (sinapsis) y por la generación de células especializadas que darán recubrimiento de una membrana llamada mielina que permite una adecuada transmisión de los impulsos nerviosos. Es en este punto en que radica la importancia en que se realicen la mayor cantidad de conexiones ya que es lo que permitirá aprender más fácilmente(3).

En el primer año de vida el crecimiento cerebral es el mayor de toda la vida, no se volverá a repetir en ninguna otra etapa. El perímetro cefálico (reflejo del crecimiento cerebral y por lo tanto del desarrollo) aumenta 10 centímetros y crecerá 2 centímetros más en el segundo año de vida. Esto significa que a los 2 años se adquiere el 90 por ciento del tamaño adulto y sólo crecerá 5 centímetros más en los siguientes años(5).

Es otra forma de decir que en los primeros años la mayor parte del cerebro se está interconectando, estas conexiones se van haciendo más selectivas en áreas más específicas lo que hace que la velocidad del crecimiento del cerebro disminuya. Este periodo es fundamental en el desarrollo del niño pues las conexiones que no se hagan ya no se harán después y tendrán un impacto directo en el desarrollo de ese individuo.

Científicos han descubierto que la lactancia materna define el tamaño del cerebro del bebé y esto es en todos los mamíferos. Aunque existe un sinfín de variables que influyen en la inteligencia de los niños una de ellas es la composición de la leche materna, ya que contiene grandes cantidades de ácidos grasos de cadena larga Ácido Docosahexaenoico (DHA en sus siglas en inglés docosa-hexaenoic-acid) esenciales para el desarrollo cerebral(4).

Otra razón crucial es el fortalecimiento del apego entre madre e hijo, la lactancia materna demanda cercanía y contacto de piel con piel, ésta actividad por ser tan placentera y estimulante desarrolla las estructuras del sistema nervioso central. El Tronco Cerebral, o cerebro primitivo, coordina los reflejos necesarios para la supervivencia y sobre éste se desarrollan nuevos núcleos de neuronas que forman parte del segundo cerebro, Sistema Límbico o sistema de las emociones que a través de la producción de hormonas y neurotransmisores modulan las respuestas del tronco, y más adelante modulará la Corteza Cerebral o “tercer cerebro”(6) (donde se realizan las funciones ejecutivas) por medio de los afectos que es el motivador principal para los aprendizajes. Esta cercanía entre la madre y su hijo también la favorece simultáneamente incluso al padre para la formación del vínculo y conductas positivas de crianza(2).

La práctica del amamantamiento es la que ha contribuido a la sobrevivencia de la especie humana además de favorecer el vínculo y estructuras sociales que provocan un necesario y largo período de aprendizaje, base de la capacidad humana de pensar, representadas en el desarrollo de las funciones ejecutivas (memoria de trabajo, la planificación, ejecución, control de impulsos entre otras)(6). Para una independencia futura primero se debe de satisfacer la dependencia que el bebé tiene de los adultos que le aman (no de cualquier adulto) porque ellos lo van a comprender, le darán atención personalizada y si lo conocen evitaran situaciones que le provoquen dolor y estrés. La capacidad de amar y la capacidad de pensar del ser humano, se desarrollan y estructuran en íntima relación, son inseparables y equivalentes en importancia(1). Un niño con un vínculo afectivo seguro hace que responda mejor en la escuela en todos los aspectos, su rendimiento es mejor y hace más fácilmente amigos(1).

Fuentes:

1. Gerhardt, S. Redes El cerebro del bebe Eduardo Punset . 2011. En https://www.youtube.com/watch?v=MHvIEL_xkmc

2. Orellana, C. Hormonas Que Intervienen En El Apego. Curso de Especialización en Neurodesarrollo del Niño y del Adolescente. Universidad San Carlos. Facultad de Ciencias Médicas. Guatemala, 2016.

3. Pérez, J. Anatomía del Desarrollo. Curso de Especialización en Neurodesarrollo del Niño y del Adolescente. Universidad San Carlos. Facultad de Ciencias Médicas. Guatemala, 2016.

4. Tesone, M. Entrevista personal. Liga de la Leche de Argentina. 2016.

5. Nelson. Tratado de Pedíatría 19° Edición. Volumen 1, pág. 33 a 34. Elsevier, Barcelona, 2011.

6. Lactancia Materna. Contenidos técnicos para profesionales de salud. Gobierno de Chile, 2010. http://web.minsal.cl/sites/default/files/files/manual_lactancia_materna.pdf

Lesly Guzmán Bobadilla de Mejía

Lider Liga de La Leche Guatemala


1,144 vistas

© Copyright 2014 All Rights Reserved.

Siguenos
  • Facebook Black Round