© Copyright 2014 All Rights Reserved.

Siguenos
  • Facebook Black Round

Una historia de destete...

 

Iniciė la lactancia sin saber cuánto tiempo duraría, fue algo por lo que nunca me preocupé. Inicié afrontando varias dificultades, por lo que en el primer mes pensé: “llegaré a los tres meses”; las dificultades persistieron durante esos tres primeros meses por lo que frecuenté los grupos de liga y en ellos aprendí todos los beneficios de la leche materna aparte que día con día lo corroboraba al ver crecer a mi hijo sano, gracias a la lactancia materna exclusiva.  Al llegar a los tres meses evalué si le daría seis meses o un año, olvidé mi fugaz pensamiento de amamantarlo por tres meses.

 

A los seis meses, iniciamos la alimentación complementaria y definitivamente ni él ni yo estábamos listos, debíamos continuar ese vínculo, digo vínculo porque en ese tiempo descubrí que la lactancia materna no servía únicamente para alimentarlo, era cercanía, amor, calor, unión, apego y muchas cosas más. Al llegar esa fecha yo ya había investigado y leído lo necesario para saber que mi bebé necesitaría su leche por algún tiempo más. Como mama organizada, mi decisión estaba tomada, dos años de lactancia como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud, por un buen tiempo dejé de preocuparme de ese tema. 

 

El tiempo pasó, las dificultades disminuyeron después de los seis meses así es es que finalmente disfruté la lactancia. Completamos el año de lactancia, año y medio y al año nueve meses pensé nuevamente en el destete; leí libros, frecuente grupos, preguntaba a familiares y amigas como habían hecho, todo esto para saber qué hacer y prepararme de la mejor manera, una gran parte de mi estaba lista y una pequeña parte dudaba de hacerlo, sin embargo era una decisión tomada y debía cumplirse. 

 

Inicié a no ofrecer más el pecho tampoco lo negaba, trataba de distanciar las tomas lo más posible, realizábamos otras actividades en lugar de tomar pecho, pero, me di cuenta cuenta que no funcionaba del todo, por más que yo estuviera lista mi hijo no lo estaba.

 

Llegaron los dos años y con ellos la lactancia continuaba y no veía indicios que finalizaría algún día, por mi parte me sentía culpable por no haber cumplido con algo que me propuse, me molestaba el continuar la lactancia pero no podía negarle algo que él apreciaba tanto.  Después de un tiempo acepté que no sería de la forma que yo lo visualice sino que sería mi hijo quien me mostraría el camino y que yo lo ayudaría a lograrlo; en cuanto mi actitud cambió él

 

empezó a mostrar cambios que indicaban que pronto estaría listo.

 

A los dos años y medio sustituí el pecho de la noche por abrazos y besos ya que mis noches eran casi como las noches acompañadas de un recién nacido, nuevamente volvimos a dormir toda la noche y esto me dio un respiro para seguir acompañando a mi hijo hasta que él decidiera.

Al llegar los tres años únicamente tomaba el pecho antes de dormir y a mediodía cuando yo regresaba del trabajo, este último era nuestro momento especial, nuestro reencuentro cuando el mundo era solo nuestro.

 

Continué hablándole y diciéndole que era el momento de dejar el tan amado Pishi, como él le decía.  Era el momento de dejarlo antes de dormir, yo sabía que estaba listo, me pidió pero le explique que ya no habría más a esa hora, lloró un instante, lo abracé y estuve a punto de darle nuevamente pero en ese momento mi esposo nos abrazo y nos dijo que era el momento, lloramos juntos y en menos de un minuto se durmió en mis brazos.

 

Antes de finalizar el mes de su cumpleaños numero tres dejó de pedirme pecho a mediodía, no recuerdo con claridad cuál fue la última toma.

 

Después de unas semanas de haber dejado de mamar volvió a pedirme, así es que le dije está bien, se acercó abrió su boca sin succionar y dijo: listo, después nos reímos los dos y con eso finalizó nuestra historia de lactancia, la que en algunos momentos pensé que no terminaría, terminó sin darme cuenta ya que fue él quien me guió y permitió que lo acompañara en una de las etapas más importantes de su vida.

 

María Fernanda Barrios

Líder Liga de La Leche Guatemala

 

Please reload

Featured Posts

Tener información construye confianza

July 17, 2018

1/10
Please reload

Recent Posts

February 7, 2018

November 7, 2017

September 12, 2017

August 16, 2017

Please reload

Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square