© Copyright 2014 All Rights Reserved.

Siguenos
  • Facebook Black Round

Introducción de alimentos en el bebé amamantado....Cuándo y Cómo empezar??

 

Fotografía por: Andrea Sierra

 

PRIMERA PARTE

 

La leche materna es el alimento por excelencia para el bebé desde su nacimiento.  Contiene no sólo las proporciones de nutrientes que el bebé necesita, también incluye células vivas que fortalecen su sistema inmune.  Es un alimento completo, y además  involucra un vínculo muy fuerte con su madre.  La leche nunca se corta, ni se arruina, ni pierde sus propiedades nutricionales con el tiempo.

 

Alrededor de la mitad del primer año del bebé, inicia la necesidad de ofrecerle alimentos sólidos además de la leche materna, lo que se le conoce como alimentación complementaria.  Este es un proceso que debe iniciarse cuando la leche materna por sí misma ya no es suficiente para cubrir todas las necesidades nutricionales del lactante.6

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) recomiendan amamantar a todo bebé de manera exclusiva desde su nacimiento hasta alrededor de los primeros seis meses.  Exclusiva significa que no se le ofrece ningún otro tipo de alimento, sea agua, jugos, infusiones o cualquier alimento sólido.  Durante todo el primer año del bebé, la leche materna continúa siendo su principal fuente de alimento.  Estos organismos internacionales también recomiendan mantener la lactancia hasta los 2 años de vida o más.  El momento del destete es una decisión de la pareja lactante (madre-bebé).  El proceso del destete suele ser más agradable para ambos cuando es gradual y con amor.

 

La leche materna cambia de sabor dependiendo de las diferentes combinaciones de alimentos de la dieta de la madre; de esta manera, el bebé ha estado expuesto a diferentes sabores y esto lo prepara para la nueva experiencia que tendrá con los alimentos cuando llegue su momento.

 

La alimentación complementaria óptima se relaciona no sólo con el tipo de alimentos que se ofrece al niño, sino también al cómo, cuándo, dónde y quién lo alimenta.

 

¿Cuándo empezar?  Observar las señales del bebé, no el calendario

Empezar a ofrecer sólidos antes de que el bebé esté listo constituye un peligro para el bebé, debido al riesgo de asfixia y a alergias alimentarias, ya que su intestino aún no tiene la madurez para digerir y recibir alimentos ajenos a la leche materna.  La mejor manera para saber cuándo iniciar la alimentación complementaria es observar señales y detectar comportamientos que muestran que el bebé está listo.  Estos se presentarán en diferentes momentos dependiendo de cada bebé pero es alrededor de la mitad del primer año de vida. 

 

Los signos que indican que el bebé está preparado para probar otros alimentos incluyen:        

  • La habilidad de sentarse solo

  • La disminución del reflejo de extrusión (sacar la lengua y empujar los alimentos fuera de su boca automáticamente)

  • La habilidad de masticar

  • La capacidad de tomar la comida con la mano y ponerla en su boca

  • Una mayor demanda de tomar pecho no relacionada con una enfermedad, las molestias de la dentición o un cambio de la rutina

  • Muestra interés por los alimentos (sentarlo en las piernas de la madre o un adulto mientras se  está a la mesa es una buena forma identificar esta señal).

  • Sabe mostrar hambre y saciedad con sus gestos

 

Esperar a que llegue el momento propicio para introducir otros alimentos trae otros beneficios, como por ejemplo, menor riesgo de obesidad y asegurar una adecuada nutrición al mantener la producción y volumen de la leche materna, entre otros.

 

¿En qué momento ofrecer los alimentos?

Ya que durante el primer año de vida la leche materna continua siendo el principal alimento para el bebé, se aconseja que primero se amamante al bebé y luego se le ofrezcan los alimentos sólidos.  Desde los seis meses hasta el año de edad del bebé, la leche materna satisface 75% de sus necesidades nutricionales.  Por lo tanto, la lactancia materna debe continuar a libre demanda hasta el año.  A muchas madres les ha funcionado ofrecer los alimentos sólidos en momentos en que el bebé ya está amamantado, se siente contento y tranquilo.  Una práctica muy beneficiosa es hacer de la nueva experiencia de alimentos para el bebé parte de la mesa familiar. 

 

No se recomienda durante el primer año de vida sustituir una toma de leche materna por una comida sólida u otros líquidos.   Existen estadísticas que demuestran que los bebés pueden desnutrirse después de esta etapa, cuando la transición entre la lactancia exclusiva y la introducción de solidos no se hace de forma adecuada.  La falta de acceso a alimentos durante la alimentación complementaria y prácticas inadecuadas de alimentación y lactancia constituyen las causas principales de desnutrición en países en vías de desarrollo.7

 

Si deseas leer más acerca de Introducción de Alimentos en el Bebé Amamantado, busca la segunda parte.

 

Mónica Tornöe de Illescas, Lourdes Mendoza de Quiroa y Rocío Ramírez de Velásquez 

Líderes Liga de la Leche Guatemala

 

 

Bibliografía

  1. González, C.  Mi niño no me come.   Edición actualizada y ampliada.  Editorial Planeta Mexicana, México, D.F., 2014

  2. Mohrbacher, N. y J. Stock.  Lactancia Materna.  Libro de respuestas.  Edición revisada. Liga de la Leche Internacional.  Illinois, Estados Unidos.  2002.

  3. La Leche League International.  The Womanly Art of Breastfeeding. Ballantine Books, Estados Unidos, 2010

  4. Wilson Daza, Silvana Dadán. Alimentación complementaria en el primer año de vida. Sociedad Colombiana de Pediatría. Curso continuo de actualización en pediatría -CCAP-, volumen 8 numero 4.

  5. Lázaro, A.  Martín, Benjamín.  Alimentación del lactante sano.  Protocolos diagnóstico-terapéuticos de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica.  Asociación Española de Pediatría-AAP-. Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica -SEGHNP-. Pp.287 - 295.

  6. Sociedad Centroamericana de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica Alimentación en el Primer Año de Vida.  Primer Consenso Centroamericano.  2013

  7. OMS, UNICEF y PMA.  Alimentación y Nutrición del Niño Pequeño.  Memoria de la Reunión Subregional de los países de Mesoamérica.  Nicaragua, 2010.

  8. Dewey, Kathryn.  Guiding Principles for Complementary Feeding of the Breastfed Child.  Organización Panamericana de la Salud.  2003

  9. Daza, W.  Dadán, S.  Alimentación complementaria en el primer año de vida.    Sociedad Colombiana de Pediatría -SCP-. Volumen 8, número 4.  Pp. 23, 24 

  10. Protocolos diagnóstico-terapéuticos de Gastroenterología, Hetatología y Nutrición Pediátrica  Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica -SEGHNP-.    Asociación Española de Pediatría -AEP-.  Pp.294  

  11. European Society for Pediatric Gastroenterology, Hepatology, and Nutrition -ESPGHAN-. Nutrition and North American Society for Pediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition.  2008.   Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition. 46:99-110

  12. Newman, J., Dr. y T. Pitman.  Guide to Breastfeeding.  HarperCollins Publishers Ltd.  Canadá, 2003

     

     

     

     

     

     

     

     

     

 

 

 

 

 

 

Please reload

Featured Posts

Tener información construye confianza

July 17, 2018

1/10
Please reload

Recent Posts

February 7, 2018

November 7, 2017

September 12, 2017

August 16, 2017

Please reload

Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square