Buscar
  • websitellgt

¡El tiempo pasa muy rápido!


Acudí a LLL con mi primer hijo. Pensé que no lograría darle lactancia ya que él no se apegaba al pecho con días de nacido. Yo no sabía que había diferentes posiciones para darle el pecho y me ayudaron en conocerlos y funcionó.

Me sentía mal ya que él lloraba y me decían que se quedaba con hambre, que no tenía

suficiente leche, que le diera leche de fórmula, pero entendí que no solo lloraba por hambre, que hay otros factores y otras necesidades que tienen como recién nacidos.


Una amiga asesora me ayudó con métodos y con creencias erróneas que muchas personas tienen acerca de la lactancia para no seguir creyéndolas y tener confianza en mi misma y en mi cuerpo que Dios nos dio y que sabe bien su función de madre.


Mi primer bebe tuvo lactancia por 2 años 4 meses y mi nena tiene ahora 12 meses con lactancia exitosa. Son niños sanos gracias a Dios y mi cuerpo ha reaccionado bien. Tengo más confianza en mi misma y ayudo a otras mamis que creen que no se puede.


Me siento confiada, feliz, agradecida con Dios que me permitió darles el mejor alimento que hay para su desarrollo no sólo físico sino emocional también. Además nos ahorramos mucho dando lactancia exclusiva sus primeros seis meses.


Ahora veo a mis niños sanos y entiendo que cada bebe es diferente, la lactancia puede ser cansada ya que requiere tener fuerzas día a día, noche tras noche pero creo que vale mucho la pena.


Creo que cada vez la lactancia exclusiva se está dejando a un lado por varios factores. Es

cuestión de aceptar el reto desde el principio ya que es lo mejor, no solo como alimento para nuestros bebés sino que también emocionalmente estamos conectados con ellos.


Esther de Monzón







17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo