Buscar
  • llgGuatemala

Creí en mi cuerpo

El motivo por el cual acudí a la Liga de la Leche fue por qué regresaría al trabajo y quería mantener la lactancia. Me sentía con dudas, miedo, sin la capacidad de poder hacerlo. Asistí a un grupo de apoyo, allí la líder a cargo me explicó la importancia de hacer algunos esfuerzos extras para que la vuelta al trabajo no significara que dejaría de alimentar a mi bebé con mi leche. Leí el Arte Femenino de Amamantar, leí Las Hijas de Irkani, estuve en contacto con una red de apoyo de LLLG que me motivó y animó a continuar y creer en que mi cuerpo podría ser capaz de mantener la producción necesaria, sí yo lo seguía estimulando.


Me informé, leí, sentí apoyo, participé en cada taller y grupo para tener la información precisa. Mi esposo y mi hija mayor estuvieron acompañándome en este proceso y aprendiendo sobre lactancia. El punto clave de éxito fue las personas con las que me rodeé y ensordecerme a comentarios contrarios a la lactancia materna.


El apoyo que recibí de la Liga de la Leche me brindó confianza. Creí en mi cuerpo, hice horarios de extracciones, me mantuve siempre cerca de una red de apoyo. Mi bebé se alimentó de mi leche exclusivamente por seis meses y tuvo mi leche hasta los dos años y cuatro meses. Es una niña segura de sí misma, sana, activa y con mucha energía.


Me siento feliz de poder pertenecer a una bella organización, agradecida de saber que contamos con grupos que apoyan a madres con el deseo de continuar lactando a sus bebés a pesar de cualquier circunstancia.


Alejandra Godínez de Hernández



















24 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo