Buscar
  • llgGuatemala

Cada día nos entendemos más

Cuando mi bebé nació en el hospital le dieron biberón y cuando llegamos a casa no quería tomar el pecho. Todo se complicó al punto que el segundo día en casa, notamos que se estaba deshidratando. Me sentí fatal, no dejaba de llorar, sentía que no podría ser madre. Me sentía frustrada, decepcionada y muy triste. Lloraba todo el tiempo hasta que mi esposo buscó a la Liga de La Leche y habló con una líder maravillosa. Ella nos llamó y fue la gran solución que buscábamos, no orientó, escuchó y apoyó y estamos muy agradecidos. Hemos logrado tener una buena lactancia y nuestro bebe ha subido de peso. Cada día nos entendemos más y lo mejor es que sé que estoy dándole lo mejor! Me siento muy feliz y alimento a mi bebé con seguridad.


50 visualizaciones0 comentarios